Pamela Anderson quiere envejecer bien y promete que no usará más bótox

pamela-envejece-anderson-644x362

Pamela Anderson ha sido un «sex symbol» desde la década de los 90. Su melena rubia, sus senos enormes y sus poses provocativas la hicieron merecedora de esaetiqueta. Pero los años no pasan en vano, y la actriz y activista de los derechos de los animales confiesa que quiere enfrentar bien el envejecimiento. De hecho, no teme para nada la llegada de los 50, y ha descartado usar el bótox.

La actriz de 48 años ha ofreció declaraciones a la revista «People» sobre el tema cuando presentó su último libro, «Raw». Se acercan los 50 años, le recordaron desde la revista. «Así son las cosas. Además, siento que con el paso del tiempo estoy más joven», ha dicho.

Anderson que se ha sometido a varias cirugías, ha señalado que no volverá a usar bótox. «Fui la última persona en probar el bótox, pero lo hice. Sentí que mis ojos se habían hundido en mi cabeza tanto que ya no me parecía a mí. No me gustan esas cosas», ha comentado.

La actriz espera tener tan buena genética como su madre. «Creo que un poco de mantenimiento está bien. Hay algunas cosas que podemos hacer para animarnos. Pero algunas personas van demasiado lejos. No estoyobsesionada (…) además, mi mamá luce genial», ha señalado.

Anderson, madre de dos niños, y divorciada múltiples veces, tiene varios modelos a seguir en la industria del cine, donde envejecer puede ser perjudicial para las carreras de las mujeres. «Amo a Jane Fonda y a Brigitte Bardot. Esto el viejo dicho: ‘la belleza viene del interior’. Se trata de afrontar el paso del tiempo y sentirse bien con lo que uno tiene. Y hacer lo que me te haga sentir bien», ha dicho.

Ha confesado que hace dos años ella probó al cortarse su melena «Fue divertido desprenderme de mi imagen por un segundo y pensar ‘oye, no soy sólo esto’. Me gustó mi corte pixie pero creo que me veo mejor con el cabello largo».

Anderson, de 48 años, ha lanzado un libro de fotografías de sus días «salvajes». «Es una divertida retrospectiva de el detrás de cámaras cuando hacía el tonto en las habitaciones de hotel, así como páginas de mis diarios. A veces, cuando me siento inspirada, escribo poesía, bueno, si lo quieres llamar así. Fueron tiempos salvajes. Pero tampoco es que me falte diversión y días locos actualmente», ha confesado.

FUENTE: www.noticiascol.com

Esta noticia te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*