El “Grande amore” de Il Volo

15019847_copia.520.360

“En seis años cambiamos física y profesionalmente, nuestras voces son más maduras”, señala Gianluca Ginoble.

Les cambió la estampa, la voz, la edad, los escenarios y los seguidores. Lo que no ha cambiado para los integrantes de Il Volo es su idilio con los espectáculos, con el público. Con la música, su “grande amore”.

Precisamente, Grande amore es el nombre del cuarto álbum de estudio del trío italiano de pop lírico conformado por los tenores Ignazio Boschetto y Piero Barone, y el barítono Gianluca Ginoble.

Ginoble, desde Bogotá (una de las paradas de la gira de medios que realizan por Latinoamérica), atiende el teléfono para conversar de su nueva placa discográfica (compuesta por tres versiones: una en español, una en italiano y otra en inglés), la cual, considera, es la mejor de grupo. Prefiere hablar español, para practicar.

“Para aprender un idioma, tienes que viajar y estar en contacto con la gente. Y escuchar el acento. Empezamos (en la industria) cuando teníamos 14 años, en un estudio con Humberto Gatica, nuestro primer productor; él es chileno pero vive en Los Ángeles”, cuenta el cantante para explicar su afición con el idioma español, incluso más que con el inglés.

Para Grande amore reclutaron a otro grande de la producción musical: el cubano-americano Emilio Estefan, responsable del cover No hace falta,popularizada por Cristian Castro, y de Si me falta tu mirada, próximo sencillo del grupo.

Dicen en una entrevista que este es el mejor disco de su carrera como trío. ¿Por qué lo consideran así?

-Lo es. Cada una de las tres versiones del disco son diferentes, pero sin cambiar nunca el estilo. Empezamos cantando los clásicos italianos con arreglos un poco más modernos, pero nunca habíamos tenido temas inéditos. Ahora sí. Y es perfecto porque, por fin, representa nuestra personalidad.

-En seis años, cambiamos mucho física y profesionalmente. Nuestras voces son más maduras. Y también nosotros. Ya hasta tenemos barba (risas). Se escucha en el disco que cantamos mejor. El estudio nos ayuda, claro, eso es importante.

¿Cuál de las canciones inéditas destacaría usted del resto? ¿Cuál versión le gustó más?

Grande amore fue un grandísimo éxito en Italia, el resto de Europa y ahora en Estados Unidos. Es una canción muy fuerte, muy pasional, la letra también. El arreglo es épico. Estoy muy orgulloso de este disco y de ese tema. Está también Si me falta tu mirada. La versión de Nel blu dipinto di blu (Volare), de Domenico Modugno, es increíble, tiene un arreglo que recuerda mucho al carnaval de Brasil, que te dice “o bailas o bailas”.

-Siempre nos preguntan por qué no cantamos el género musical que cantan los chicos de 20 años, o por qué no escuchamos otro tipo de música. ¡Pero es que escuchamos de todo, tenemos 20 años! Escuchamos desde la música de los años 40 a la de hoy. A mí me encanta Bruno Mars, Justin Timberlake, Lucho Gatica, Luis Miguel, Julio Iglesias… Tampoco nos pueden comparar con Il Divo o con Andrea Bocelli porque ellos son adultos. Nosotros tenemos un gusto un poco más moderno, menos clásico. A mí me gusta el reguetón. Tenemos dos amigos muy especiales que son Chino y Nacho. No hemos hecho nada juntos porque somos muy diferentes y en este disco no quisimos cantar con nadie, pero, en un futuro, por qué no.

¿Ya tienen una ruta marcada para su nueva gira?

-En enero empezamos una gira en Italia, que irá de febrero a marzo por EE UU, abril a mayo por Latinoamérica y en junio por Europa. En Latinoamérica son como 20 conciertos, pero no sé todavía las fechas de Venezuela, país que nos encanta, sobre todo por su gente. Allá nos sentimos en casa. Esperamos volver pronto, tenemos dos años sin ir. Pero cuando no estamos muy ocupados, vemos el Miss Venezuela.

FUENTE: www.eluniversal.com

Esta noticia te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*