Los desaires no empañan la alegría de Casey Affleck

1485296403768

El domingo en la noche Casey Affleck fue premiado por la Academia de Hollywood como Mejor Actor por su papel en Manchester junto al mar. Sin embargo, no todos en el Teatro Dolby mostraron agrado por ese reconocimiento. ¿La razón? Antiguas acusaciones de acoso sexual en su contra.

Brie Larson, encargada de entregarle la estatuilla dorada a Affleck, fue una de las que no dedicó ni un solo aplauso al ganador. La actriz permaneció seria y distante, un gesto que fue interpretado por la prensa como un recatado desaire.

Después de recibir el Oscar, el actor concedió una entrevista a The Boston Globe, en la que habló de sus sentimientos y de las acusaciones que debió enfrentar en 2010.

“Creo que cualquier clase de maltrato de cualquier persona por cualquier razón es inaceptable y repugnante, y todo el mundo merece ser tratado con respeto en el lugar de trabajo y en cualquier otro lugar”, aseguró. “No hay nada que pueda hacer al respecto aparte de vivir mi vida tal como lo hago y hablar de cuáles son mis valores, de cómo vivo acorde a ellos todo el tiempo”, agregó.

Las semanas previas al Oscar varios medios publicaron artículos en los que recordaban las dos denuncias de acoso sexual que tuvo que enfrentar Affleck. Una la hizo la directora de fotografía Magdalena Górka, quien afirma que la sometió a insinuaciones sexuales durante casi todo el rodaje de I’m Still Here. La otra la presentó la productora Amanda White, quien lo acusó de haberla tocado y de dejarla fuera de su habitación mientras él estaba con otra mujer.

Las dos demandas llegaron a un acuerdo fuera de la corte por montos no revelados y ambas mujeres obtuvieron créditos por sus respectivas participaciones en I’m Still Here.

FUENTE: el-nacional.com

Esta noticia te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*