El Príncipe William se fue hasta Suiza a mostrar sus dotes de baile

FARANDULA_EL_PRÍNCIPE_WILLIAM_SE_FUE_HASTA_SUIZA_A_MOSTRAR_SUS_DOTES_DE_BAILE_5-660x400

Desde el día lunes el Duque de Cambridge ha sido foco de atención para los medios internacionales, pues el heredero al trono se fue a unas divertidas vacaciones de cinco días en la ciudad de Verbier, Suecia, acompañado de su amigos Guy Pelly, Tom Straubenzi y James Meade, donde se le avistó disfrutando de la gastronomía, el esquí, y sobretodo, la vida nocturna de la localidad. Mostrando repetitivos pasos ochenteros, esta figura real demostró que sí sabe bailar y pasarlo en grande a pesar de la faceta seria que debe mostrar ante su nación y el mundo.

Según medios, el príncipe fue visto bailando el famoso tema Happy de Pharell Williams en un conocido club nocturno de la ciudad, junto a sus amigos y una mujer a quien saludó muy amistosamente, al parecer se trataba de  la modelo australiana Sophie Taylor.

Sin embargo no todo es diversión, pues William olvidó por un momento sus obligaciones como príncipe y se ausentó en uno de los actos conmemorativos más importantes en la agenda real, celebrado en Westminster, lo que causó una gran oleada de críticas. Esto se traduce a un problema para la familia de la realeza británica, quienes se mostraron en descontento.

El activista en pro de la República, Graham Smith se pronunció frente a las acciones del monarca diciendo: “William claramente no está interesado en tomar su rol con seriedad, los contribuyentes han perdido millones de libras en darle un palacio en Londres y brindarle seguridad las 24 horas del día, esperando que a cambio haga algo por el país (…) Si no está interesado en cumplir su parte del trato, deberíamos expulsarlo del Palacio de Kensington”, de esta manera aseveró Cambridge News respecto a dichas declaraciones.

Pero en torno a esto, el mundo se cuestiona ¿qué pensará su esposa, Kate Middleton respecto a todo? Vanity Fair, informa que la princesa está “menos que complacida”, y era de esperarse, pues la Duquesa decidió quedarse en Londres cuidando a sus hijos, y cumpliendo deberes mientras el heredero al trono y su esposo, se iba a unas desmedidas vacaciones.

Por suerte William ya retornó a su rutina y se prepara para viajar en el mes de abril a a un acto en memoria de un siglo de la batalla de Vimy Ridge, hecho histórico ocurrido en la Primera Gerra Mundial.

FUENTE: farandula.com

Esta noticia te puede interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*